De Norte a Sur

0
53

El legado de Emiliano Zapata

  • La traición de Francisco I. Madero al pueblo mexicano perdura hasta nuestros días
  • México se sigue regalando a las trasnacionales para sus proyectos de muerte

Abigail A. Correa Cisneros

La traición del expresidente Francisco I. Madero a la promesa de devolver tierras a los campesinos se perpetuó durante este siglo. La realidad es que el despojo continúa y en el centenario luctuoso del general Emiliano Zapata, a recordarse este 10 de abril, su legado es la vigencia del Plan de Ayala, que junto con Otilio Montaño escribió para garantizar los derechos de los trabajadores de la tierra.

Este aniversario es una burla para los campesinos, los zapatistas y los descendientes del general acribillado en la Hacienda de Chinameca, traicionado por Jesús Guajardo, porque a cien años de su lucha sigue la persecución en contra de luchadores sociales, como el caso de Samir Flores, quien se oponía a la termoeléctrica en Morelos, y el despojo de tierras que hoy se hace legalmente con las reformas a la Constitución mexicana. Tan solo en el sexenio de Enrique Peña Nieto se contabilizó el asesinato de 184 personas defensoras de Derechos Humanos, entre ellos periodistas incluidos, de acuerdo con un informe del Comité Cerezo México (2018).

Son los sectores energético, petrolero y minero los que más devoran el suelo mexicano. Las compañías mineras canadienses tienen el 77 por ciento del total de las concesiones otorgadas a inversionistas extranjeros y se sabe que son autores de varias violaciones a los Derechos Humanos, sobre todo al respeto a la autonomía, al territorio, al medio ambiente sano y el derecho a la consulta previa, libre e informada.

El antropólogo Eckart Boege es autor de varios estudios que refieren estas concesiones; por ejemplo, hasta hace seis años hablaba de al menos 37 de 62 pueblos originarios a quienes se les ha arrebatado la mitad de sus territorios para exploración o explotación relacionados con proyectos de minería, por lo que los afectados, como los pueblos zapoteco, mixteco, cora y tepehuano, encabezan movimientos importantes en defensa de sus territorios. Las investigaciones de Boege aseguran que los indígenas han perdido hasta 17 por ciento de la jurisdicción de sus tierras, sin siquiera estar enterados.

El Tratado de Libre Comercio que entró en vigor el 1 de enero de 1994 permitió el camino libre para que las trasnacionales se enriquecieran a costa de la vida de muchos mexicanos, surgió entonces el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que retomó los ideales Emiliano Zapata y sumó otros, a la fecha siguen manifestando su inconformidad al gobierno federal, en contra de los hoy conocidos como proyectos de muerte.

Pero no solamente es la tierra, también hay una disputa en defensa del agua, que con actividades como el fracking y la producción de bebidas o la obtención de energía es una de las principales preocupaciones de las comunidades donde se asientan estas empresas, como es la cervecera Constellation Brands en Baja California, donde ciudadanos y activistas encabezan una segunda lucha, luego de perder la primera ante Estados Unidos, que arrebató 83.5 millones de metros cúbicos de agua al año, sin importar tratados internacionales.

El dren La Mesa dejó de nutrir mil 300 hectáreas de siembra porque se quedó sin agua, lo que afectó a más de siete mil familias de la zona y a la fauna de los alrededores. Ahora, estos pobladores se enfrentan al actual gobierno, encabezado por Francisco Vega, que permitirá el uso de 20 millones de litros cúbicos del líquido al año, lo que equivale al consumo de alrededor de 750 mil habitantes.

La sociedad más vulnerable está harta de estos saqueos. El inicio de la 4T parecía ser la esperanza, incluso los herederos de Emiliano Zapata califican al gobierno de Andrés Manuel López Obrador como una continuidad del PRI y el PAN, es desalentador. En entrevistas recientes, Jorge Zapata, nieto del Caudillo del Sur, dijo que ni él ni su familia asistirán a los eventos oficiales de la conmemoración del asesinato de su abuelo, “porque no comulgamos con la forma en la que quieren celebrarlo. Nosotros conmemoraremos y recordaremos su asesinato, nada más.” Comentó también que “No hay vuelta de hoja: estos megaproyectos de muerte que están imponiendo en todo el país son para que unos cuantos –la mayoría extranjeros– vengan a enriquecerse con nuestros recursos, y está en nosotros que les entreguemos todo o defendamos todo, pensando ya no en nosotros sino en las futuras generaciones. La lucha que se avecina no es por nosotros. Es por las futuras generaciones”. (Proceso 2214)

El bisnieto del general, Edgar Cortés Zapata, refirió que en estos cien años, el gobierno ha manipulado al sector campesino para la cuestión política.

El despojo de tierras y la resistencia de los pueblos están vigentes, el legado de Emiliano Zapata son los puntos enumerados en el Plan de Ayala, mismos que el gobierno actual debe respetar, de lo contrario estaría repitiendo la historia y su papel pareciera igual que el del ex presidente traidor Francisco I. Madero.

DESDE EL CENTRO
Inminente esta semana la aprobación de la Reforma Laboral en la Cámara de Diputados… La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo lo que ya todos sabemos: “México tiene cifras de muertes violentas propias de un país en guerra: 252 mil 538 desde 2006″… Como colofón al aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, hay que destacar su lucha contra todos los que no cumplían con las promesas hechas a los campesinos, ya no sólo del estado de Morelos sino de todo el país, lo que lo llevó a enfrentarse, también, contra el mártir de la democracia, Francisco I. Madero, a quien en el Plan de Ayala, signado el 28 de noviembre de 1911, desconoce como Presidente de México y lo califica como traidor a la patria. En un documento duro en su contenido, se asegura que “el pueblo mexicano acaudillado por don Francisco I. Madero fue a derramar su sangre para conquistar sus libertades y reivindicar sus derechos conculcados, y no para que un hombre se adueñara del Poder violando los sagrados principios que juró defender bajo el lema de ‘Sufragio Efectivo, No Reelección…” Agrega que fue este Presidente quien causó reiterados derramamientos de sangre, y multiplicó desgracias a la Patria de una manera solapada y ridícula, no teniendo otras miras que satisfacer que sus ambiciones personales, su desmedidos instintos de tirano y su profundo desacato al cumplimiento de las leyes preexistentes… En el tema histórico-nacional, es necesario mencionar la importante colaboración que Miguel León Portilla, uno de los más reconocidos intelectuales de nuestra época, ha realizado para rescatar la dignidad de los pueblos indígenas de nuestro país, actualmente el historiador y filósofo, de 93 años de edad, se encuentra internado en el Hospital Español. El Colegio Nacional, destaca que entre otras funciones, Miguel León Portilla ha sido profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde 1957, director del Instituto de Investigaciones Históricas, miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, y actualmente es Investigador Emérito del Instituto de Investigaciones Históricas, además pertenece a la Sociedad Mexicana de Antropología, la Academia de la Investigación Científica, la Academia Mexicana de la Historia (de la que fue director), la Academia Mexicana de la Lengua, la American Historical Association y la National Academy of Sciences, entre otras instituciones.

abicorrea79@hotmail.com

Dejar respuesta